Perdona pero esta foto tiene ©
Un instante
El parto

Un instante

para toda la vida

Si has llegado hasta aquí es porque te ha picado la curiosidad. ¿Fotografiar mi parto? Espera, espera… ¿pero cómo funciona? ¿De qué se trata? La fotografía de parto está muy extendida y normalizada en Canadá, Australia y en muchos países de Europa, así como de EEUU. Hace muchos años que se viene haciendo en otros países, pero en nuestro país, así como muchos otros aspectos de la maternidad, sigue siendo un tabú. Es por ello que no hay nada más puro, nada más único que el recuerdo de una de las más importantes vivencias de tu vida. Una experiencia personal, inolvidable y transcendental.

 

 

Un reportaje de parto y nacimiento conlleva la aceptación y el conocimiento del parto en sí mismo. Es normal que al principio tengáis dudas de si queréis o no realizar este reportaje, porque no sabéis como va a ir todo, pero en realidad solo vosotros lo decidís hasta el último momento.

“Gracias por ser mis ojos, gracias por este regalo que nos has hecho, poder recordar la llegada de Alma con todo detalle para siempre, no tiene precio”.

“Es un reportaje para toda la vida, como el de mi boda, solo que de mi bebé no me separaré nunca […risas]”

Si bien es cierto, la experiencia me dice que a pesar de experimentar momentos muy duros durante el nacimiento de un hijo, al final nos quedamos con lo bueno y olvidamos lo malo. En mi primer parto me prometí a mí misma grabar a fuego en mi mente todos los detalles posibles del nacimiento de mi bebé. Su olor, la cara del papá cuando la vio salir, la primera vez que la besé, cuando le conté los deditos al verla, el primer llanto, su rostro, cada una de sus arruguitas en su piel. Pero nada más lejos de la realidad, 5 años después tanto mi pareja como yo misma nos preguntamos ¿Lloró al nacer?, ¿recuerdas si la besé?, ¿qué hiciste cuando la viste por primera vez?, ¿tenía una o dos vueltas de cordón? Lo que muchas mamás no sabemos es que nuestra mente y nuestro cuerpo se concentra tanto en el momento y tenemos tantos nervios, que nuestra mente retiene tan solo unos pocos detalles.

“Tenía la tranquilidad de que iba a estar apoyado a mi pareja sin distracciones, sin el estrés de tener que realizar fotos y disfrutando de la llegada de Quim”.

 

 

Todos los reportajes de parto los realizo a medida, es decir, siempre me adapto a lo que la mamá y el papá me pidan. El reportaje de parto no es solo el momento de salida del bebé. Es su bienvenida, es su historia. Hay cuatro fases de un reportaje de nacimiento, en el que vosotros elegís en cuales queréis que esté presente y así captar los detalles más bellos, vuestras emociones y el entorno que os acompañe.

 

  • Fase de pre-parto; la dilatación y el acompañamiento en casa, en el hospital…
  • Fase de expulsión; siempre y cuando pueda realizarse, el momento en que tú bebé nace, allí dónde hayas elegido dar a luz.
  • Fase post-expulsión; la del momento del piel con piel, vuestras emociones en estado puro durante los primeros instantes con vuestro bebé.
  • Fase de bienvenida; con el resto de la familia, con aquellas personas que ya le aman y aún no le conocen; abuelos, hermanos mayores, tíos…

 

Estas cuatro fases completan la historia del nacimiento de vuestro bebé, sin embargo podéis elegir que momentos queréis tener para vuestro recuerdo. Esta historia  incluirá  todas las fotografías realizadas y un videostory musical.

 

 

Mi objetivo es estar pero sin estar, sin que mi presencia perturbe en ningún momento la evolución natural del parto.  

¿Tienes más preguntas? 

Es normal 🙂  ponte en contacto conmigo sin ningún compromiso. Estaré encantada de resolver tus dudas.

Aquí tienes algunos trabajos realizados:

Una video-historia_Benvingut Aniol

Fotos_Bienevnida Emma

La Mar de Contenta Fotografía forma parte de IAPBP (Asociación Internacional de Fotógrafos profesionales del Nacimiento) y PBPE (Fotógrafos profesionales del parto en Europa).